Menu
A+ A A-

Noticias (653)

El 9 de julio, movilizaciones en todo el país a favor del derecho a huelga y la libertad sindical

UGT y CCOO llaman a la participación en las movilizaciones convocadas en todo el país el próximo miércoles, 9 de julio, con motivo de la campaña "No nos van a callar", desarrollada por ambas organizaciones frente a la ofensiva penal contra el derecho a huelga y la libertad sindical.

Una ofensiva que responde a una forma de gobernar caracterizada por la restricción de derechos y libertades básicas de la ciudadanía y que ya ha conseguido que haya casi 300 sindicalistas sometidos a un proceso judicial, algunos incluso con petición de penas de 8 años de cárcel, tan solo por el hecho de ejercer el derecho constitucional de huelga.

Para CCOO y UGT, se está aplicando una restricción desproporcionada del ejercicio de este derecho, que durante más de treinta y cinco años se ha venido ejerciendo de manera democrática y constitucional por parte de los trabajadores de este país y que se ha caracterizado en todo momento por la ausencia de violencia.

Pero ahora se ha creado una dinámica de criminalización de la acción sindical con el fin de desalentar a los trabajadores en el derecho a movilizarse y de presentar la imagen del derecho a huelga como si fuese una práctica delictiva.

Por ello, ambas organizaciones se han dirigido ya al Ministerio de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial y a la Fiscalía con el objetivo de cambiar la normativa en el Código Penal y reponer de esta manera los derechos fundamentales que se están socavando.

No nos van a callar. Tras el éxito de las movilizaciones en Madrid, Navarra y Galicia, UGT y CCOO demandan una respuesta contundente de la población de nuestro país ante este flagrante ataque a los derechos recogidos en la Constitución, que coartan los derechos y libertades de los ciudadanos y frustran los avances en las condiciones de trabajo y en el mantenimiento del Estado de Bienestar.

Hacia unas mejores condiciones de salud y seguridad en el trabajo

FSP-UGT exigirá a la Administración Pública una política de salud laboral, impulsando el conjunto de conocimientos y actuaciones que tengan por finalidad la prevención, protección y promoción de la salud mediante la mejora de las condiciones de trabajo.

Los daños que provocan los accidentes de trabajo, las enfermedades profesionales y las relacionadas con el trabajo, y en ellas, de manera especial las patologías derivadas de los riesgos psicosociales, aumentan considerablemente la posibilidad de la clase trabajadora de caer en la pobreza y exclusión social, por lo que debe ser una prioridad irrenunciable la acción sindical encaminada a la prevención de los riesgos laborales, sin que sea admisible que las administraciones públicas y las empresas, principales responsables estas últimas de la salud y seguridad de las personas que trabajan en las mismas, se escondan tras la situación económica para relegarla a un segundo lugar.

Es necesaria y obligada la participación de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública en todo lo relacionado con la salud y seguridad, fomentando la participación a través de las secciones sindicales y la representación unitaria y/o los delegados y delegadas de prevención, que han de estar bien informados y formados y con plena colaboración con los comités de seguridad y salud, cobrando especial relevancia el apoyo y asesoramiento técnico a nuestra afiliación

Para mejorar la situación de partida en materia de salud y seguridad laboral, es necesario:

  • Los delegados y delegadas. Incidir en su información y formación, prestando especial atención a los nuevos riesgos y potenciando el análisis realizado desde el observatorio de riesgos psicosociales de UGT como instrumento al servicio de la acción sindical en esta materia.
  • Incluir en los convenios colectivos, en lo que afecta al absentismo, cláusulas que optimicen y desarrollen las normas de prevención de riesgos laborales, evitando la persecución de quienes causen baja por enfermedad o accidente laboral.
  • Negociar políticas preventivas que mejoren la salud y seguridad de los trabajadores y de las trabajadoras estableciendo el marco general a corto, medio y largo plazo.
  • Participar institucionalmente a través de la CNSST en coordinación con los diferentes agentes, favoreciendo el desarrollo, aplicación, seguimiento e implantación de las diferentes normas aprobadas.
  • Seguir incidiendo en el desarrollo de campañas de la Inspección de Trabajo, en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, incluyendo como elemento preventivo la denuncia, para favorecer el intercambio fluido de información en la lucha contra la siniestralidad.
  • Reforzar los protocolos de actuación existentes, en aras a erradicar conductas que presuntamente atenten contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y las condiciones de trabajo.
  • Resaltar la importancia de analizar las contingencias profesionales, tanto los accidentes de trabajo como las enfermedades profesionales o las provocadas por el trabajo, para evitar que se siga produciendo una infradeclaración.
  • Potenciar la acción preventiva, la información y formación hacia trabajadores y trabajadoras especialmente expuestos a la incidencia de los riesgos psicosociales derivados de la situación de inestabilidad laboral (jóvenes, inmigrantes, mujeres...).
  • Demandar el cumplimiento del principio de precaución en el caso de los trabajos con nanomateriales, así como con productos químicos y biológicos o con cualquier otro producto sospechoso de poder causar daño a los trabajadores y a las trabajadoras, y fomentar la investigación en nuevos riesgos, substancias y mezclas químicas, incidiendo especialmente en aquellos productos susceptibles de causar cáncer, potenciando su sustitución y si fuera posible su erradicación.
  • Incentivar la correcta gestión en las situaciones de embarazo y lactancia de las trabajadoras en las empresas previamente a la solicitud de la prestación de riesgo en el embarazo y la lactancia.
  • Fomentar el desarrollo de herramientas que permitan la evaluación de todos los riesgos con consecuencias sobre la salud de las personas a largo plazo y con dificultad de prueba del nexo entre la patología sufrida y el trabajo desarrollado.
  • Instar a la administración a la publicación de los datos estadísticos de los accidentes de tráfico laborales en jornada de trabajo e in itínere; y al análisis de la problemática derivada de los mismos.
  • Demandar la elaboración de un modelo general de Plan de Movilidad en los centros de trabajo, que facilite el desplazamiento de los trabajadores y trabajadoras, de cara a la mejora de la seguridad y la salud de los mismos.
  • Promover la erradicación de las malas prácticas realizadas por algunas mutuas de cara a la gestión de las contingencias profesionales, derivándolas en contingencia común.
Suscribirse a este canal RSS

Social FeSP

           

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información