Menu
A+ A A-

UGT denuncia la precariedad laboral en el Servicio de Ayuda a Domicilio en Andalucía

La Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía denuncia la precariedad laboral que sufren las trabajadoras/es del Sector de Ayuda a Domicilio, donde la contratación a tiempo parcial es el modelo más extendido. Este colectivo comprende a 180.000 personas en todo el Estado y en torno a 60.000 en nuestra comunidad.

 

Una de las características de los profesionales de SAD es su feminización, pues son en su mayoría son mujeres. Estas trabajadoras ven una oportunidad de progresar al encontrar trabajo en este sector y se dan de bruces con la cruda realidad de la explotación laboral pura y dura, convirtiéndose en “trabajadoras pobres” con salarios mensuales medios entre 200 y 350 €.

La labor social que ejercen estas trabajadoras/es no es reconocida por las Administraciones Públicas y recalcamos que son profesionales de un trabajo social muy importante, no son personal de servicio al servicio de la familia de los usuarios/as. Desde FeSP UGT Andalucía reconocemos la gran labor que desarrollan estas trabajadoras en el cuidado de nuestros familiares dependientes.

A estos salarios se une que las empresas NO cumplen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y carecen de formación e información sobre problemas de salud que pueden contraer de los usuarios/as a los que asisten.

Por todos estos motivos, UGT exige a la Administración (Ayuntamientos y Junta de Andalucía) un control efectivo de los conciertos en relación a las empresas adjudicatarias de los servicios. Muchas de ellas están sancionadas reiteradamente por no cumplir ni con los mayores/dependientes ni con las trabajadoras y trabajadores. UGT reivindica a la Administración que se valore más la garantía de calidad que la oferta económica a la hora de adjudicar los contratos.

Además es primordial la creación de un Convenio Regional que incluya mejoras en sus condiciones laborales, así como exigencias más exhaustivas a las Empresas que prestan este servicio.

Este sector, que tras la Ley de Dependencia se ha definido como un pilar fundamental del Estado del Bienestar, se ha convertido en un foco de empleo precario.

Por todos estos motivos, desde FeSP UGT Andalucía hemos solicitado una reunión con la Consejera de Igualdad y Políticas Socialesde la Junta de Andalucía para tratar la problemática de las trabajadoras/es del Servicio de Ayuda a Domicilio.

volver arriba

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información