Menu
A+ A A-

UGT Informa: El Gobierno ha penalizado especialmente a los desempleados/as mayores de 55 años

Si no se soluciona hoy el problema, mañana tendremos un millón más de pobres

"El Gobierno ha penalizado especialmente a los desempleados mayores de 55 años y ha abandonado a su suerte a este colectivo con las reformas legales que ha desarrollado en la última legislatura de manera que se está creando actualmente una bolsa de pobreza a la que no se ha planteado ninguna solución".

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha realizado estas declaraciones durante la presentación de un estudio del sindicato sobre la situación de los mayores de 55 años en el mercado laboral español.

El sindicato ha querido poner el foco sobre un colectivo que contiene prácticamente todo el desempleo procedente de los Expedientes de Regulación de Empleo que se produjeron durante la crisis y que, en la actualidad no tienen oportunidades de empleo ni formación debido, fundamentalmente a la falta de políticas públicas destinadas a su reinserción en el mercado laboral.

Mari Carmen Barrera ha recordado que según los datos de la EPA, "desde 2007, el volumen de desempleados mayores de 55 años ha aumentado en un 322%, situándose en 2016, 580.130 personas, un 13% de los desempleados y el porcentaje de parados de larga duración alcanzó un 50,8% en 2007 en este colectivo, y se ha elevado hasta el 76,2% en 2016".

"También ha sido cada vez mayor la incidencia de las personas mayores de 55 años en paro de muy larga duración, situándose en un 63,8% y sumando unos 370.000 desempleados que llevan buscando trabajo más de dos años" ha añadido.

"Además, la extensión en la situación de desempleo y las restricciones de acceso a la protección por desempleo, ha conducido a un descenso en la cobertura de las personas. De hecho, en total, 573.392 personas desempleadas mayores de 55 años reciben algún tipo de prestación por desempleo, lo que deja fuera del sistema de protección a 229.788 desempleados. A ello habría que sumar a las personas inactivas que deciden no continuar en las listas de los Servicios Públicos de Empleo, al no estar percibiendo ni prestación ni servicios de empleo" ha explicado.

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT ha señalado que esta situación ha supuesto que entre 2007 y 2016 aumente un 46,2% el número de personas activas por encima de los 55 años y que, en muchos casos, hayan tenido que aceptar subempleos, o contratos temporales o parciales. "Una situación global que tiene también un impacto directo sobre las cuantías de las pensiones de jubilación que podría verse reducida en más de un 60%".

"Por ello", ha manifestado, "UGT plantea establecer tres tipos de actuaciones dentro del Plan de Choque por el Empleo: Rescatar de la inactividad a las personas afectadas por el desánimo implantando planes de sensibilización que incluyan una oferta de servicios públicos de orientación, formación, recualificación e inserción; Una acción inmediata sobre las personas mayores de 55 años registradas como desempleados y que no reciben prestación, combinando una prestación con medidas de políticas activas de empleo; y medidas específicas a través de una atención y seguimiento especializado de los Servicios Públicos de Empleo".

"También dentro de este Plan de Choque", ha finalizado, "habría que establecer medidas destinadas a paliar el recorte de pensiones en este colectivo ya que si no se soluciona hoy, mañana tendremos un millón más de pobres".

Reunión Plan de Choque por el Empleo
En cuanto a la reunión sobre el Plan de Choque por el Empleo que tiene lugar hoy, Mari Carmen Barrera ha destacado que se va a tratar en concreto la propuesta del Ministerio de reactivación del PAE haciendo un cambio en algunos requisitos porque se trata de un Plan que no ha alcanzado los objetivos que se habían marcado. "De hecho, de los 400.000 potenciales beneficiarios sólo se puede hablar de la realización de 25.000 contratos a desempleados".

"En este sentido, ha señalado, la propuesta de los sindicatos es que el plan llegue a cuantos más beneficiarios mejor y que se eliminen todos los requisitos que impiden el acceso a este programa dirigido a un colectivo muy damnificado y en unas circunstancias próximas a la exclusión social".

volver arriba

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información